Una chica con suerte (Primera parte)

0
24

Por: Roberto Montoya Martínez

En recientes fechas, una guapa chica pidió apoyo en las redes sociales para poder realizar el más caro anhelo de su vida, ser VJ en VideoRola. Es la comunicadora Stephanie Silva, que pese a lo breve de su trayectoria ha conquistado al público con su simpatía y gracia sin par, Para quienes no la conocen aquí se las presentamos tal cual es.
MUJER DE CONTRASTES
“Se puede decir que soy un poco berrinchuda, desesperada y corajuda, contrario a lo que dicen otras personas que soy todo lo contrario, alguien que no se enoja por nada, que siempre estoy alegre, pero hay momentos en que si me siento desesperada y hasta corajuda. Pese a ello soy una persona optimista, se podrá caer una casa y yo digo –No se va a caer- me encanta ser positiva, alegre, muy altruista, muy dada a ayudar a mis semejantes, particularmente a mis compañeros de trabajo, me encanta sentirme útil para los demás. Disfruto mucho a mi familia, soy muy amorosa, como toda joven amo pasear, salir con los amigos disfrutar cada momento, soy amante del cine, pero más de comer mariscos, tostadas y cuanto antojito se me ponga en frente. Soy una mujer perseverante que lucha por lo que quiere, pero en ocasiones me siento insegura porque solicito la opinión de terceras personas en cuanto a decisiones que tomo en cualquier aspecto, fuera de eso soy optimista y mujer de fe”.
DEBUT AFORTUNADO
“Debuté en los medios en el último año de mi carrera universitaria. Nunca olvidaré el día en que un compañero me comentó algo acerca de un casting para un programa de radio para LA KE BUENA, sin meditarlo acudí al dichoso casting, me presenté, me pidieron que me aventará el típico speech (presentar una canción e identificar la emisora) y en honor a la verdad, no me salió mal, lo que le sigue, la emoción fue tal que me ganó y posiblemente repercutiría en el resultado, a lo cual me dije –Si no quedo, no pasa nada- . Fui la primera en hacerlo, mi sinodal fue Rubén Aguirre, que todavía sigue al servicio de la empresa, él fue quien lanzó la convocatoria, me aplicó lo que se acostumbra en estos casos –Danos tu número y nosotros te llamamos- a lo cual pensé –Ya bailó Bertha las calmadas, no me van a hablar-. Recuerdo que la canción que presenté era de Calibre 50, acto seguido me fui a un café, y me empecé a acercar, pues me percaté que había muchas chicas, huelga decir que necesitaba solo mujeres, volviendo al punto, vi a muchas chavas de mi alma mater y me invadió el pesimismo –Hasta ahí quedé- , repito, me acerqué a preguntar que iba a pasar, cuál iba a ser la dinámica o qué onda, y Rubén Aguirre me dijo –Tú ya entraste al aro, te quedas- a lo cual respondí –Te cae?-, ¡No lo podía creer! Recuerdo que era un jueves cuando me dijeron que si quedé dentro del roaster de locutores del mentado proyecto radial que se estaba preparando. Rubén me dijo –Arrancamos el show este lunes en punto de las 8 AM, y es todos los días, de lunes a viernes- Ante la sorpresa quedé patidifusa, ya que de golpe y porrazo me enteré que pasé los filtros y que iba a debutar pronto en la radio, curiosamente estudiaba por la mañana en la U de O, y ese mismo día en que fui notificada de lo del programa tuve que hacer movimientos administrativos en lo tocante a mis materias, para mi buena suerte iba iniciando el trimestre, lo cual me facilitó las cosas para tomar mis clases por la tarde, conté con el apoyo de mis maestros, que sin chistar me ayudaron para hacer el cambio y poder debutar el lunes en cabina sin la congoja de perder clases, solo tomé algunas materias por la mañana, y las clases eran a las 10:30 AM. Por un tiempo estudié bajo la modalidad mixta, pero la radio pedía más de mí y tuve que trasladar las únicas clases que tenía por la mañana a la tarde y de ahí pa ’l real terminé mi carrera en el turno vespertino”.
COMO BUENA MEXICANA NO QUISE BATALLAR
“Al momento de hacer mis prácticas profesionales me falló un poco la estrategia, pues si ya estaba trabajando en cabina, bien pude hacer mis estancias en otro medio o en otra empresa, combinando la radio con lo que fuera, dígase prensa o tele, pero en cierta forma, la empresa me estaba dando todo tipo de facilidades, por comodidad y conveniencia opté por hacer mis estancias profesionales ahí, máxime si seguía estudiando, empero, si lo hubiera hecho de otra forma, más el hubiera no existe, y a lo hecho, pecho, la compañía me apoyó hasta lo último durante mis prácticas”.
LA RADIO, MI PRINCIPAL ESCAPARATE
“Durante un año trabajé sin cobrar un centavo, solo recibía algo así como ayuda de transporte, Fidel, mi jefe directo ha sido muy bueno conmigo, siempre me daba vales de gasolina, ya que a todo evento, toda cobertura que hiciera tenía que moverme en mi carro, por ese lado mi patrón jamás me falló, pues repito jamás estuve en nómina formalmente hasta en marzo de 2015, se dieron las coyunturas y se boletinó la base de locutor operador descansero, y pensaron en mi para cubrir esa vacante, cabe señalar que estoy haciendo un interinato, pues quien ostenta esa base está cubriendo a un compañero que goza de un permiso indefinido,. Mi suerte cambió un año después, durante en ese inter el programa en que participaba terminó su ciclo, pasé a otro show que corrió con la misma suerte, y estuve 7 meses sin que mi voz saliera al aire, como quien dice, tuve un periodo sabático, luego llegó marzo del 2015 y lo demás ya es historia. Quien me iba a decir que esa oportunidad me abrió muchas puertas, ya que el estar cada fin de semana trabajando me dio más presencia, sin faltar los llamados caiditos (permisos, suplencias, incapacidades). A partir de eso me buscaron para hacer eventualidades en la TV, tomé un curso de conducción con Marco Cervantes, a quien le debo mi debut en la pantalla chica en su programa RITMO Y SALUD, después me invitaron a participar en QUE AMBIENTAZO, FIESTA EN EL KIOSCO con “El primo” German, y desde ese momento me convertí en figura recurrente para los programas de TVP en el área de entretenimiento, y todo eso se lo debo a la radio”.
No cabe duda que Stephanie es una chica con suerte, pero pedimos a ella que hiciera una pausa para dejarlos picados. Habrá más de la trayectoria de esta joven comunicadora en la siguiente entrega. Por cierto, que chica tan guapa. Lo que dejaron ir los de VideoRola.